agosto 28 2014 0comment

La historia detrás de nuestras marcas

Historia de un Sangre Amarilla

Por más de 85 años, Caterpillar ha facilitado el progreso e impulsado cambios positivos y sostenibles en todos los continentes.

Los tractores de vapor de los años 1890 eran extremadamente pesados, casi  450 kg por cada caballo de fuerza y a menudo se hundían en la tierra blanda. Benjamín Holt intentó solucionar el problema aumentando el tamaño y la anchura de las ruedas hasta 2.3 m de alto y 1.8 m de ancho, creando un tractor de 14 m. Pero esto hizo que los tractores fuesen también cada vez más complejos  y difíciles de mantener.

El fotógrafo Carlos Clements, relataba que había observado como el tractor avanzaba lentamente como una oruga, y Holt aprovechó de la metáfora.

International y el Auto buggy

En 1902 la “McCormick Harvesting Machine Company” se fusionó con la “Deering Harvester Company” y otras tres pequeñas compañías fabricantes de segadoras; “Milwaukee”, “Plano”, y “Warder”, para crear la “International Harvester Corporation”.

En 1906 inicia la producción del “Auto Buggy”, en las instalaciones de McCormick en Chicago. Este fue el primer autocamión de la compañía. Se podía adaptar como vehículo de pasajeros o como camioneta cuando se quitaba el asiento trasero.

El visionario John Deere

En el año 1837, el herrero John Deere creó un arado de acero especial. Este facilitaba la vida a los agricultores, al ser un hierro muy eficiente para arar la tierra y especialmente porque se limpiaba solo, sin necesidad de que los productores frenaran sus labores. Este artefacto fue construido por John Deere en un modesto taller de herrería en el poblado Grand Detour, Illinois.

Actualmente convertido en un museo, este sitio recibe anualmente a miles de personas que quieren conocer la historia de la empresa.

5681021_orig5989116

nimac

Write a Reply or Comment